Larkin

El tiempo oxida

piel, corazón, huesos.

 

También oxida

el hogar, las promesas…

 

Ese álbum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *