1

sube a la báscula

antes de haber soñado con lisboa

 

vuelve a subir

después de haber soñado con lisboa

 

contempla la diferencia

 

he ahí el peso del alma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *