Siete

¿Cuál es el pronóstico de tus necesidades personales?

¿Puede medirse acaso el tiempo de la dicha?

Breve, finita, pasajera

el porvenir es el fin;

si el otro muere , me convierte en asesino.

De forma muy reduccionista la vida acaba con la muerte.

¿Existe alguna forma de revertir este axioma?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *