Oh soja

Oh soja que destruyes todo

a ti te debemos el arroz chino

y una argentina próspera

sólo te pido que no te comuniques

que no se aterren otros verdes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.