El escape

Hale, tire,

y si no funciona, desnúdese,

cuélguese con abandono,

arrástrese.

El escape de esta ciudad

transita por una ruta

llena de humillación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *